ASUNTOS

AGUA Y AIRE PURO
El gobierno de Trump está reduciendo nuestras protecciones ambientales en todos los ámbitos. Sin la EPA (Environmental Protection Agency) necesitaremos que nuestras agencias estatales lleven una carga más pesada para proteger nuestro medio ambiente, incluyendo agua y aire puros . Necesitamos que la Texas Railroad Commission aplique las leyes que ya están en los libros que protegen nuestro aire y agua, incluidas las leyes contra la quema de gas natural.
FLARING
“Flaring” es quemar intencionalmente el gas natural de la cabeza del pozo petrolero. Los operadores lo hacen porque quieren el petróleo, pero el gas natural que se produce vale menos que los costos de moverlo al mercado. Por eso, simplemente lo queman. La comisión ha permitido que esto ocurra al grado que ahora quemamos el suficiente gas como para abastecer Houston. El gas quemado es un recurso desperdiciado y la práctica ha estado en contra de la ley durante 100 años. Quemar gas disminuye la calidad del aire cercana y a lo largo de la región provocando problemas de salud. Esto no tiene sentido, podemos hacer algo al respecto. Los operadores deben ser incentivados a través de la aplicación y otros mecanismos para convertir el gas quemado en electricidad en el sitio del pozo, alimentando sus propias operaciones. Necesitamos un comisario que ofrezca soluciones para detener los residuos y la contaminación.
CAMBIO CLIMÁTICO
La industria reconoce que el cambio climático es real y que es causado por actividades humanas, incluyendo la extracción de petróleo y gas. Sin embargo, los comisionados de la Texas Railroad Commission se niegan a reconocer esta realidad y a hacer las cosas que nos ayudarían a mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero. Si solucionamos la quema de gas y las emisiones de metano, podemos mover la aguja de la contribución de la industria al cambio climático.